Siguenos en: La Caja Tonta, telebasura, cine clásico y barroco, libros raros, deportes épicos, corrupción política, memoria histérica, noticias absurdas

Feria de San Isidro, oído al pasar

–La muerte pública del toro escandaliza porque es en la plaza a la vista de todos. Los antitaurinos sentís repugnancia, no tanto por la muerte del toro, ya que el hombre mata toda clase de animales destinados a la alimentación, erradicación de plagas o mataderos industriales, como por tratarse de un espectáculo público, a la vista de todos y en su versión lúdica, a pesar de que por motivos lúdicos también se encierra a pájaros en jaulas y se esclavizan animales domésticos. El toro no es un animal doméstico, es bravo y habla en la arena, se crece en el castigo, a nadie se le ocurre torear a un ciervo…

–Es posible, pero sin cambiar de tercio, cuando los aficionados taurinos decís que la mejor muerte para un toro es a estoque y embistiendo en el ruedo, ¿con qué criterio a los que cuajan las mejores faenas se los indulta, privándolos así de su momento de gloria y a cambio se los condena a llevar una vida más propia de bueyes? ¿Y si los toreros dan el pase natural con la mano izquierda, por qué se los llama diestros y no siniestros? Se ve que os gusta ver los toros desde la barrera…

Y así se les pasó la tarde, tarde de toros en Madrid…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *