Siguenos en: La Caja Tonta, telebasura, cine clásico y barroco, libros raros, deportes épicos, corrupción política, memoria histérica, noticias absurdas

Ultimas palabras de escritores célebres antes de morir

Cuando uno es un genio en el uso de la lengua y la inventiva, ha de irse de esta vida con un último latigazo ocurrente, aunque no siempre se consigue, ya que muchos no pensaban que aquellas serían sus últimas palabras. Ahí va la lista:

  • Ahora me iré a dormir. Buenas noches (Lord Byron)
  • ¡Que Dios ayude a mi pobre alma! (Edgar Allan Poe)
  • Ten valor, Charlotte, ten valor (Anne Brontë)
  • Alce, indio (Incomprensible frase de Henry David Thoreau)
  • Incorpórame, quiero cagar (Walt Whitman. Vive Dios que es una frase digna de un genio; ningún hombre debería irse de este mundo con esa sensación en el cuerpo)
  • Pero los campesinos… ¿Cómo mueren los campesinos? (Lev Tolstói)
  • Se disipa la niebla (Emily Dickinson)
  • ¿No es meningitis? (Louise May Alcott)
  • O se va él o me voy yo (Oscar Wilde. Al parecer se refería al papel pintado de la habitación, que no debía ser de su agrado. Ganó el papel pintado)
  • Ahora puedo cruzar las arenas movedizas (Lyman Frank Baum)
  • Eres maravillosa (Arthur Conan Doyle, dirigiéndose a su mujer. No es mal final para una vida)
  • Vete, estoy bien (Herbert George Wells)
  • ¿Cuál es la respuesta? ¡Ah!, ¿cuál es la pregunta? (Gertrude Stein. Entre una frase y otra hubo un silencio)
  • ¿En serio nadie la entiende? (James Joyce. Se refería a una obra suya, Finnegans Wake. Si supiera lo que piensan muchos de su Ulises…)
  • ¡Mátame, o si no eres un asesino! [sic](Franz Kafka)
  • Nacido en una habitación de hotel y ¡maldita sea! Muerto en otra (Eugene O’Neill)

 

Fuente: http://curistoria.blogspot.com.es/2013/01/ultimas-frases-de-algunos-escritores.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *