Del Ministerio de Desempleo

935478_628669093828488_184793583_n

Y es una verdad incuestionable. Los miles de empleos que han salvado son los suyos, los de la clase política, que se verían avocados al paro y la miseria que propagan en un mercado con un mínimo de igualdad de oportunidades. De ahí la coletilla final: «No podemos quedarnos parados».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.