Siguenos en: La Caja Tonta, telebasura, cine clásico y barroco, libros raros, deportes épicos, corrupción política, memoria histérica, noticias absurdas

Sin telebasura no hay democracia


Hoy en día, la democracia sin telebasura no parece posible, porque el público es funcionalmente analfabeto. Los informes de hábitos de lectura y compra de libros en España que realiza cada año la Federación de Gremios de Editores, vienen a dar invariablemente un 40-50% de la población que no lee nunca o casi nunca. En una sociedad como la nuestra, la máxima expresión de democracia que se puede concebir está en que la televisión múltiple haga posible que podamos elegir entre 24 programas distintos de cotilleo. Ante todo variedad: pura democracia, ciertamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *