Siguenos en: La Caja Tonta, telebasura, cine clásico y barroco, libros raros, deportes épicos, corrupción política, memoria histérica, noticias absurdas

Lost in Triatlón: Los dorsales más disparatados del panorama deportivo mundial

putalova

Parece que los Campeonatos de Europa de Atletismo de este año vienen potentes. La que aparece en sus pantallas con los tacos calzados y preparándose para darlo todo es la eslovaca Iveta Putalova, en la segunda serie de los 400 metros libres de los campeonatos que se celebran estos días en Zurich. Iveta es solo el último exponente de cómo el apellido que le ponen a uno en la pila bautismal puede hacerte la puñeta en otros idiomas distintos al tuyo, sobre todo cuando te están mirando millones de personas a través del televisor.

Desgraciadamente, la atleta quedó sexta en su serie con un tiempo de 53.25 y se marchó para casa, pero ya es campeona en nuestros corazones por dar el pistoletazo de salida a esta pequeña recopilación de dorsales y nombres locos del deporte mundial que no se los salta un Serguéi Bubka emponzoñado de vodka. Comenzamos:

anastasia2

Athanasia Perra, saltadora griega de triple salto, en los JJOO de Londres 2012 (¡Gracias Miguel!X2)

Patricia Mamona

Patricia Mamona, portuguesa y recordwoman nacional en triple salto, con 14,52 metros conseguidos en el Campeonatos de Europa de Atletismo de 2012 en Helsinki. 

lalova

La búlgara Ivet Lalova celebra su segundo puesto en una de las mangas de los 100 m mujeres en la competición de Atletismo de los Juegos Olímpicos en Londres.

george

Regina George; también es mala suerte que te apellides como tu hermano. La nigeriana en su serie de calificación de los 400 metros en Londres.

semenya

Caster Semenya, la atleta sudafricana es una máquina dentro de las pistas. Ahí la tienen, campeona mundial de 800 metros lisos en 2009. (¡Gracias Nurse Ratched!X2)

Pero no es todo atletismo lo que reluce en los dorsales. También existen otros deportes donde los apellidos pueden hacerte pasar unas risas si se interpretan en otros idiomas. Por ejemplo:

verga

Valentín Verga, un argentino nacionalizado holandés que triunfa por sus atributos para el hockey hierba; juega, como no podía ser de otra manera, en el…¡Rabobank!

Marica

El fútbol también está lleno de nombres de jugadores cuyos apellidos te pueden hacer un roto, sobre todo en el caso de una sustitución por mal juego. Saliendo del campo, el rumano Ciprian Marica.

dongdong4

Dong Dong; ¿Qué mejor nombre para hacer sonar la campana del éxito que un campeón olímpico de gimnasia? El chino se llevó el oro en Londres 2012.

saeid

Saeid Mohammadpourkarkaragh, es un halterófilo iraní, cuyo nombre es más fácil pronunciarlo en persa. Prueben: سعید محمدپور کرکرق

ao gao

Ao Gao, esta joven de 22 años forma parte del equipo chino de waterpolo; y dicen que tiene cierto miedo al agua.

alibaba

Khalid Ismael Ali Baba, el nadador de Bahrain es un mago robando las gafas de bucear de los demás. Así se quita contrincantes…

cunty

Y si no tienes un apellido rimbombante, también te lo puede poner el realizador en los rótulos, como le ocurrió al saltador de esquí en trampolín de 120 metros Andreas Wank, al que la BBC bautizó en los últimos JJOO de Sochi como le salió de los mismísimos bemoles, en lo que fue uno de los mejores fakes del campeonato.

Fuente: http://blogs.publico.es/strambotic/2014/08/dorsales-locos/

Las ventas de libros caen 900 millones de euros en los últimos cinco años

  • Durante los últimos cinco años, el sector editorial en España ha pasado de facturar 3.109,58 millones de euros en 2009 a 2.181,97 millones en el último año.
  • La crisis económica, la disminución de las ayudas para la compra de libros de texto y la caída del precio medio del libro, principales causas del descenso de la venta de libros en España.

venden-libros

La facturación por la venta de libros en España no para de caer. Según los datos presentados por la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE), durante el año pasado la venta de libros disminuyó un 9,7 por ciento hasta alcanzar un total de 2.708 millones de euros. Estas cifras se traducen en unas pérdidas que ascienden hasta los 291 millones, según muestra el Análisis del Comercio del Libro en España.

Aunque aún no hay datos definitivos, durante la primera parte de 2014 el descenso es más leve y se sitúa entre el 5% y el 10% por ciento. Sin embargo, a pesar de la mejora, señala que se trata de una pérdida que se acumula a las de años anteriores.

Durante los últimos cinco años, el sector editorial ha pasado de facturar 3.109,58 millones de euros en 2009 a 2.181,97 millones en el último año, una caída que tiene su origen principalmente en tres factores: la crisis económica, la disminución de las ayudas para la compra de libros de texto y la caída del precio medio del libro, de acuerdo con la FGEE.

Según ha explicado el presidente de la FGEE, Xavier Mallafré, estas cifras se suman a las pérdidas de los últimos años y, tal y como refleja este estudio, el sector editorial acumula una caída del 19 por ciento en los últimos diez años. No obstante, Mallafré, ha indicado que el sector del libro se mantiene como la primera industria cultural española.

Ante los resultados negativos de la facturación, Xavier Mallafré solicitó a las administraciones públicas un apoyo al sector.“Las administraciones públicas deberían apostar por la cultura y el libro, volviendo a consignar presupuestos para dotar de libros a las bibliotecas públicas y ayudar a las familias para la adquisición de libros de texto”. Destacó que la situación del sector editorial en España difiere de lo ocurrido en los principales mercados europeos, donde la facturación se mantiene, como en Alemania, o tiene una caída más suave como en Reino Unido (un 2%) y Francia (3%).

7cd71-f06e16199febc94ac57c5480a86eca52

Libro digital

Mientras la industria no logra parar la incesante caída en la venta de libros en papel, el digital sigue ganando adeptos. Este formato siguió creciendo el último año hasta alcanzar los 80,26 millones de euros, lo que supone un incremento del 8,1% respecto a 2012. No obstante, se trata tan sólo de un 3,7% de la facturación total.

Estas ventas posicionan a España como el país que más factura por libro digital, por detrás de Reino Unido y seguido por Francia, que ingresó 44 millones de euros el último año. Los libros digitales de texto no universitario y los títulos de ciencias sociales y humanas son los que más ventas acumulan, lo que deja entrever que la piratería está afectando principalmente al género literario, que apenas supone un 17,8% del total de facturación digital.

Aunque los resultados son buenos, la piratería y el 21% de IVA a los libros digitales, impuesta por Bruselas, supone un lastre para el sector.“Estamos viendo cómo reducir el IVA sin ir en contra de las directrices de Bruselas. Es una reivindicación del sector editorial, considerar al libro digital como lo considera la Real Academia y, por tanto, que se aplique el mismo IVA al libro digital que al libro en papel”, destacó la vicepresidenta de FGEE Rosalina Díaz, quien aclaró que existe buena predisposición por parte de los parlamentarios europeos para buscar una solución.

País lector

Destacó que el porcentaje de personas mayores de 18 años que afirma leer un libro o más al año continúa creciendo en España, situándose en torno al 63%, mientras que hace diez años esta cifra era del 53%. No obstante, este porcentaje se sitúa aún lejos de la media europea, que ronda el 70%. “Nos preocupa el contexto de crisis en el que estamos, pues corremos el riesgo de que, si no incidimos en la lectura como hábito de vida, esta brecha entre España y la media europea se acreciente”, destacó Mallafré.

Exportaciones

El comercio exterior se posiciona como el principal contrapeso a las pérdidas en el consumo interior. Las exportaciones se han efectuado principalmente a Francia, Portugal y México, con una ganancia total de 526 millones de euros (un 10% menos que en 2012). El número de ejemplares vendidos se redujo en un 9,6% respecto a 2012, con 153,83 millones de títulos vendidos y una tirada media de 3.223 ejemplares por título, 317 menos que en el año anterior. En el último lustro, la tirada media se ha reducido en 1.100 ejemplares por título.