Siguenos en: La Caja Tonta, telebasura, cine clásico y barroco, libros raros, deportes épicos, corrupción política, memoria histérica, noticias absurdas

“David Bowie sigue en forma”

  • El músico británico ha fallecido por la mañana

bowie-forma.jpg

Diario de noticias ha publicado hoy 11 de enero un titular que se ha quedado viejo con demasiada rapidez. Tras el nuevo trabajo de David Bowie, ‘Blackstar’, que hacía el número vigésimo quinto de su carrera a los 69 años, el diario publicaba un reportaje con el titular “David Bowie sigue en forma”, en referencia a su trayectoria musical.

El titular poco ha durado para el periódico ya que a primera hora de la mañana se publicaba la muerte de músico y se anunciaba que David Bowie falleció tras una batalla de 18 meses contra el cáncer.

“David Bowie murió hoy en paz rodeado de su familia tras una valiente lucha de 18 meses contra el cáncer. Aunque muchos de vosotros compartiréis esta pérdida, pedimos respeto a la privacidad de la familia durante su luto”, informó un comunicado publicado en la página del cantante en Facebook con fecha del domingo.

El mito del privilegio masculino

feminismo solo mujeres
Y no, los problemas de los hombres no consisten en poder llorar en público ni en vestirnos de rosa.
Consisten en encabezar listas como éstas, datos de España:

La mortalidad laboral afecta casi exclusivamente a hombres, en un 95%.
Los suicidas son hombres en el 78% de los casos.
Los hombres en la indigencia y sin techo constituyen el 82%.
Son hombres quienes mueren en conflictos bélicos, 98%, para el caso español en Afganistán.
Las víctimas mortales en accidente de tráfico son masculinas en un 77%.
El 68% de las víctimas de homicidio son hombres.
En alcoholismo y drogadicción triplicamos y cuadruplicamos, respectivamente, a las mujeres.
Los presos son hombres en más de un 90%.
Los hombres vivimos varios años menos que las mujeres.
La mortalidad por enfermedad es mayoritariamente masculina, etc.

No está mal para tratarse de una sociedad que privilegia tanto a los hombres, como dice la retórica feminista. Son datos de España, pero muy similares casi en cualquier país del mundo. Abajo en comentarios dejo algunas fuentes. Resulta sorprendente que, a pesar de la enorme diferencia en las cifras según el sexo, no se contemple una perspectiva de género para tratar temas de este calibre, del mismo modo que existe cuando quienes salen mal paradas son las mujeres: trata de blancas, brecha salarial, agresión sexual, etc.
Imaginemos una sociedad en la que la situación estuviera invertida y fueran mujeres las víctimas en esos mismos porcentajes: una sociedad en la que cada día se suicidaran siete mujeres, sólo murieran mujeres en trabajos de riesgo, la gran mayoría de indigentes fueran mujeres, las mujeres vivieran cinco años menos que los hombres… Sería un lugar realmente horrible para ellas, ¿verdad?
Sin embargo, los medios no tienen reparo en hablar de feminicidio, un genocidio de mujeres, como si España fuera Ciudad Juárez (por cierto, en Ciudad Juárez también mueren muchos más hombres asesinados que mujeres, pero esto ya lo trataremos otro día), lo cual nos lleva a comprobar que la llamada política de igualdad de género sólo reconoce y trata como víctima a una de las partes, y a la otra como agresor, a pesar de que la realidad nos indica claramente que hombres y mujeres sufren por su condición de género, sólo que en ámbitos distintos. Gracias a la propaganda feminista y al tradicional silencio de los hombres acerca de sus conflictos, vivimos en una sociedad que hace campañas y muestra más empatía hacia el sufrimiento de los perros y los gatos que hacia el de los hombres. ¡Curioso patriarcado!

Olas al borde de la congelación

Cuando el fotógrafo y surfista Jonathan Nimerfroh fue a la playa en Massachusetts la semana pasada, cuando había 19 grados bajo cero, vio algo que nunca había presenciado antes: olas semi-congeladas.

“No podía creer lo que veía. Eran olas pequeñas que avanzaban como a cámara lenta”.

Cuando Nimerfroh realizó las fotos, el norte y el este de los Estados Unidos sufría una ola de frío sin precedentes durante la que se superaron varios récords de temperatura bajo cero.

Aquí tienes el resultado:

o-SLURPEE-WAVE-6-900

o-SLURPEE-WAVE-1-900 o-SLURPEE-WAVE-2-900 o-SLURPEE-WAVE-3-900 o-SLURPEE-WAVE-5-900

Cuando los norteamericanos aún vestían con plumas nosotros ya celebrábamos Halloween

  • El origen de Halloween (All Hallows’ Even o ‘víspera de Todos los Santos’) es la fiesta pagana de origen celta denominada Samhain
  • Los Estados Unidos fueron, paradójicamente, el último país anglosajón en convertir la noche de los muertos en una tradición festiva propia.
Halloween 1917

Halloween 1917 – Foto Twitter

Mucho antes de que llegaran los colonizadores británicos a suelo norteamericano en tierras asturianas se ahuecaban nabos para rellenar de carbón e iluminar los caminos en la noche de los muertos, el 31 de octubre. Mucho antes de que niños disfrazados de zombies pidieran golosinas casa por casa al ritmo del ‘trick or treat’ en el norte peninsular y en todas las tierras con ancestros célticos se llenaban vasijas con agua y dulces alrededor de las casas para ayudar a las almas a encontrar su descanso y el camino al sol. Mucho antes de que los americanos industrializaran el cutre-género cinematográfico halloweenesco en Asturias y Galicia la noche del 31 de octubre era común la narración de historias y leyendas sobre las andanzas de bruxas, curuxas y la “Güestia” o Santa compaña.

Mucho antes de que la Iglesia se quejase de la invasión y del nuevo culto macabro anglosajón al diablo, la muerte y lo grotesco… sus antepasados más rancios del clero lucharon por convertir y acabar con los paganismos que triunfaban en toda Europa la noche de los muertos.

Halloween en Siero

Siero, Cantabría. 1917. Celebrando Halloween. Luego Franco la sustituyó por Todos los Santos.

Pero no solo en Galicia o Asturias se celebraba entonces la noche de los muertos. La procesión de las ánimas era una tradición muy extendida en Extremadura y Castilla y León en el XIX. Ánimas vestidas de negro o blanco que recorrían las calles del pueblo pidiendo dinero casa por casa (¿os suena?) y que solía terminar en el cementerio. Como en otras tradiciones la Iglesia metió mano y firma. En Zamora, por ejemplo, todavía se sigue celebrando tras pasarse al 2 de noviembre y perder todo vestigio pagano.

Los faroles de calabaza pueden parecer una original tradición estadounidense pero no es más que una adaptación de viejos hábitos célticos. En Andalucía, sin ir más lejos, existe (todavía) la costumbre de hacer farolillos con melones huecos la noche de difuntos. Se ahuecan y se modelan con ojos (¿os suena?) para después colgarlos en el dintel de las puertas y asustar con ello a los malos espíritus.

Farolillos hechos con melones en Andalucía. Fuente: IberiaMágica

Ningún historiador tiene ya dudas sobre el origen celta de la fiesta de Halloween. Hace más de 3000 años. A finales de su octubre, cuando el verano estaba más que rematado, los celtas celebraban el fin de las cosechas. Durante la noche de Samhain del 31 de octubre los espíritus de los muertos volvían también para reconocer el mundo de los mortales. Para ello el pueblo celta (y por ende los celtíberos) se preparaban en toda una serie de rituales que mezclaban la fiesta, la comida y el culto a sus muertos.

Con la ocupación romana la fiesta se mantuvo, haciendo suyo las tradiciones e incorporando únicamente a sus dioses. Todo cambiaría cuando llegó la Santa Madre Iglesia.

Fiesta macabra

Para la Iglesia Católica Halloween es una fiesta macabra.

La Iglesia moría de rabia por el éxito de las fiesta paganas durante la expansión musulmana y ya los papas Gregorio III y Gregorio IV durante los siglos VIII y IX intentaron fagocitar y poner orden ante el exceso de irreligiosidad y brujería.  Durante mucho tiempo el proselitismo cristiano intentó, paradójicamente, disfrazar la antigua fiesta de culto a la muerte y a lo desconocido con sus mártires, santos y plegarias. Fue en Escocia e Irlanda donde la celebración celta estaba todavía más arraigada. En el siglo XVI el clero escocés intentó institucionalizar poniendo un nuevo nombre al dia de los muertos: ‘All Hallows’ Even’ o ‘Víspera de Todos los Santos’, para relacionarla con una fiesta que sí era suya, la del día siguiente.

Una de las razones por las que vemos ahora el rito norteamericano como poco ortodoxo es porque allí ninguna religión ha intentado prostituir una costumbre para arrebatársela a la tradición. Aunque allí llegara muy tarde. Con la gran hambruna irlandesa de 1845 dos millones de irlandeses cruzaron el charco. Con su hambre viajaron también sus viejas tradiciones célticas. No fue hasta 1921 cuando se popularizó la fiesta en territorio norteamericano camuflándola con sus modas y manías.

Más tarde, en los 70, lo que no había conseguido la Iglesia en siglos lo hizo el cine de John Carpenter en un par de años. Nos trajo de vuelta una costumbre moldeada a su antojo y que vendían como propia pero que habíamos inspirado nosotros desde Europa.

¡Feliz Halloween, calabazas!

Fuente: http://vozpopuli.com/memesis/70610-cuando-los-norteamericanos-aun-vestian-con-plumas-nosotros-ya-celebrabamos-halloween

Monty Python en la Conquista de América

–Los conquistadores españoles vinieron y se lo llevaron todo, los muy cabrones. Se apropiaron de las tierras, el oro, nos desangraron y nos quitaron todo lo que teníamos. Y no sólo a nosotros, sino a los padres de nuestros padres.
-Y a los padres de los padres de nuestros padres.
–Sí, eso es.
-Y a los padres de los padres de los padres de nuestros padres, y a los padres…
–Vale, vale, no desarrolles más el tema… Y, a cambio, los españoles ¿qué nos han dado? ¿Qué aportaron a América los españoles? ¿Qué han hecho los conquistadores por nosotros?
-El idioma.
–¿Eh? Sí, bueno, el idioma español. Eso sí nos lo han dado, eso es cierto.
-Y la imprenta, las catedrales.
–Sí, bueno, reconozco que el idioma, la imprenta y las catedrales nos los dieron los españoles.
-Y el trigo, la cebada, el café, el aceite de oliva. Estos cultivos los trajeron los españoles.
-¡Y el vino!
-¡El vino es lo mejor! ¡Eso sí que lo echaríamos de menos!
–Evidentemente, los cultivos de trigo y café, el aceite y el vino los trajeron los españoles. Eso no hace falta mencionarlo. Pero, aparte del idioma, la imprenta, las catedrales, el trigo y demás cereales, el café, el aceite y el vino, ¿qué han hecho por nosotros?
-El arroz, las judías, los garbanzos, lentejas y otras legumbres… también los trajeron ellos.
-Y la seda, el azúcar, los frutos secos…
-También prohibieron el canibalismo y los sacrificios humanos. Antes había mucha esclavitud, ahora por lo menos tenemos derechos laborales.
-Y construyeron carreteras, hospitales, escuelas, la Universidad. Trajeron la ciencia y la medicina europeas, eso hay que reconocérselo.
–Sí, sí, de acuerdo, de acuerdo. Y aparte del idioma, la imprenta, las catedrales, los cereales, el vino, el aceite, el café, el arroz, las legumbres, la seda, el azúcar, la prohibición de sacrificios, las carreteras, los hospitales, las universidades, la ciencia y la medicina… ¿qué nos han dado?
-El ganado lo trajeron los españoles: las ovejas, las vacas, los cerdos, los caballos…
-Y la artesanía del cuero, las armas de fuego, la pólvora, el hierro. Aquí no teníamos forja del hierro, lo hacíamos todo con piedras.
-La industria naval, la religión cristiana. Nosotros teníamos nuestros ritos, pero la verdad es que nos poníamos perdidos de sangre.
-Y la rueda como medio de transporte… Y el comercio. Antes de la llegada de los españoles apenas comerciábamos con otras culturas.
–Vale, vale, y aparte del idioma, los cereales, el vino, el aceite, el café, el arroz, las legumbres, la prohibición de sacrificios, la imprenta, la pólvora, el hierro, las carreteras, los hospitales, las universidades, la medicina, la ganadería, la industria naval, las catedrales, la religión, la artesanía del cuero, los derechos laborales, la seda y el azúcar, la rueda, el comercio… ¿qué han hecho los españoles por nosotros?
-¡Nos han traído la Hispanidad!
–¿La Hispanidad? ¡Que te folle un pez!