Ataques contra estatuas de personajes españoles históricos

La Real Academia de la Historia deplora los ataques vandálicos contra las estatuas de personajes españoles históricos y reafirma su compromiso con el conocimiento de la acción de España en América, más allá de falsificaciones, tergiversaciones y manipulaciones interesadas.

Al considerar los hechos por encima de ideologías o teorías presentistas, el legado que arrojan los tres siglos de la presencia española en América determina un pasado común y compartido en lo que puede considerarse como la primera visión global del mundo.

Sólo una interpretación anacrónica y descontextualizada de los hechos históricos puede explicar los ataques injustificados contra estos monumentos. El presentismo, que valora el pasado con parámetros actuales, simplifica y desenfoca la acción en América de una Monarquía Hispánica policéntrica e integradora.

Ante estas agresiones, no sólo contra la memoria de personajes sino también contra nuestra propia Historia y contra el patrimonio artístico, ofrecemos las biografías correspondientes para lograr una visión contextualizada de sus trayectorias y actuaciones distinta de la imagen que desde algunos medios y colectivos se está trasladando de sus figuras:

IMÁGENES y enlaces a BIOGRAFÍAS:

1/ JUAN BAUTISTA DE ANZA, SAN FRANCISCO, CALIFORNIA; HTTP://DBE.RAH.ES/BIOGRAFIAS/7410/JUAN-BAUTISTA-DE-ANZA

2/ CARLOS III, SAN FRANCISCO, CALIFORNIA; HTTP://DBE.RAH.ES/BIOGRAFIAS/10734/CARLOS-III

3/ MIGUEL DE CERVANTES SAAVEDRA, SAN FRANCISCO, CALIFORNIA; HTTP://DBE.RAH.ES/BIOG…/11973/MIGUEL-DE-CERVANTES-SAAVEDRA

4/ CRISTÓBAL COLÓN, PROVIDENCE, RHODE ISLAND; HTTP://DBE.RAH.ES/BIOGRAFIAS/4665/CRISTOBAL-COLON

5/ JUAN DE OÑATE SALAZAR, ALBUQUERQUE, NUEVO MÉXICO; HTTP://DBE.RAH.ES/BIOGRAFIAS/7268/JUAN-DE-ONATE-SALAZAR

6/ JUAN PONCE DE LEÓN, MIAMI, FLORIDA; HTTP://DBE.RAH.ES/BIOGRAFIAS/9947/JUAN-PONCE-DE-LEON

7/ FRAY JUNÍPERO SERRA, SANTA BARBARA, CALIFORNIA; HTTP://DBE.RAH.ES/BIOGRAFIAS/8112/SAN-JUNIPERO-SERRA

Fuerte Mosé: un santuario español para los esclavos que huían de los británicos

La historia de Fuerte Mosé se remonta a 1687, cuando España empezó a ofrecer asilo a los esclavos que huían de las colonias británicas (los llamados “cimarrones”). Estos huidos, a menudo, eran esclavos raptados por los británicos en África, y para ellos la Florida española se había convertido en un santuario, una puerta a la libertad.

En el Imperio español también existía la esclavitud, pero los esclavos españoles, por las leyes hispanas y las costumbres católicas, recibían mejor trato que los esclavos de las colonias británicas, pudiendo tener pertenencias propias y manteniendo la unidad de sus familias. Los cimarrones debían abrazar la fe católica y proteger el territorio.

Deseosos de vengar las penurias de su vida pasada y movidos por un sentimiento de gratitud hacia España, los milicianos de Francisco Menéndez, cimarrón al servicio de la Corona, juraron ser “los enemigos más crueles de los ingleses” y derramar hasta su “última gota de sangre en defensa de la Gran Corona de España y la Santa Fe”.

Los ingleses tomaron el fuerte y tras ser recuperado por tropas españolas, milicias negras e indios semínolas en 1740, quedó destruido, por lo que a los cimarrones se les permitió asentarse en San Agustín, con los mismos derechos que los españoles que residían en esa localidad.

Entrevista a Victoria Kent

Victoria Kent fue la primera mujer en ingresar en el Colegio de Abogados de Madrid en 1925, en plena dictadura de Primo de Rivera, y la primera mujer del mundo que ejerció como abogada ante un tribunal militar. Durante la II República ocupó el cargo de Directora General de Prisiones. Su nombre ha sido utilizado como estandarte de la emancipación femenina. Esta entrevista tiene por ello un gran valor testimonial. Bien, sólo he visto los primeros minutos, pero voy destacando algunos pasajes:

Min. 7:

-Yo no he hecho nada por liberarme. Los hombres siempre me ayudaron. Siempre tuve su compañerismo. No existe la guerra de sexos.

Min. 8:

-¿Es usted feminista?

-No.

Min. 9:

-La primera obligación de una madre es su familia y sus hijos. Que una mujer tenga hijos y los mande a una guardería y se vaya a ganar un jornal, para mí esto no tiene sentido.

Min.9:

-Que el divorcio esté en la constitución es la mayor tontería que se puede decir.

Min.14:

-La cultura se la debemos a los hombres, el Estado social se lo debemos a los hombres, el progreso en la ciencia se lo debemos a los hombres. Todo se lo debemos a los hombres.

Min.14:

-Nunca tuve que empujar ninguna puerta. A mí me han ayudado siempre los hombres.

En fin, creo que de momento es suficiente. Son opiniones muy tradicionalistas que no tienen nada que ver con el discurso socialista o feminista, y a primera vista nos puede resultar llamativo. Se podrá estar más o menos de acuerdo con ellas, pero eso no es motivo para falsificar la Historia. De hecho, forman parte de un discurso distinto, similar al de Federica Montseny y al de tantos otros hombres y mujeres considerados iconos de la emancipación y los derechos de la mujer, que está en las antípodas de la narrativa feminista, que sólo pretende monopolizar una cuestión femenina en la que el feminismo sobre todo ha aportado irracionalidad, discordia y manipulación desde sus inicios hasta hoy.

Rafael Gonzalo

El Papa y los muros del Vaticano

“Necesitamos puentes y sentimos dolor cuando vemos a personas que prefieren vivir entre muros. Los constructores de muros, ya sean de hojas cortadas con cuchillos o de ladrillos, se convertirán en prisioneros de los muros que construyen. Una persona que piensa en construir muros, cualquier muro, no es un cristiano”.

Eso dice el Papa Francisco, el Papa de Roma, con sus santas narices.

Y podríamos alegar que es una cuestión de contexto histórico, que todos los países construyeron fronteras en el pasado para protegerse de sus enemigos o de las bestias. Pero las declaraciones las hace el Papa Francisco en el siglo XXI, no en la Edad Media, y los muros del Vaticano siguen cumpliendo una función hoy, que no es proteger de los lobos, ni siquiera de la loba de Rómulo y Remo.

Los muros actualmente se construyen para proteger las fronteras, algo muy legítimo. Todos los países protegen sus fronteras.

De modo que no es una cuestión de contexto histórico, no es por los muros, es por la hipocresía y contradicción de alguien que aboga por la apertura de fronteras al mismo tiempo que ostenta la jefatura del Estado de una teocracia y de uno de los territorios más restringidos del mundo. O que condena la venta de armas mientras la banca vaticana, según la BBC, financia operaciones de la CIA, o que arremete contra el capitalismo a la vez que amasa fortunas y oropeles entre sus fronteras.

La hipocresía y ausencia de gracia de venerar al Dios muerto, y no al vivo.

@RafaelGonzalo

Soldados rusos preparándose para la batalla de Kursk, julio de 1943

La imagen de un soldado besando una cruz es un retrato bastante famoso de los diferentes tonos de conflicto y su impacto en la humanidad. Aunque originalmente se pensaba que era una fotografía de archivo original de la batalla de Kursk, se trata en realidad de una fotografía de recreación para un proyecto titulado «Las crónicas de un corresponsal de guerra» en 2007, tomada y recreada por Shirak Karapetyan Milshtein. En palabras del fotógrafo:

«Me apresuro a señalar que no se trata de un archivo que se basa en fotografías de la Gran Guerra Patriótica de 1941-1945, es una fotografía reconstruida tomada en 2006-2007 en la ciudad de Armavir (territorio de Krasnodar). Me gustaría agradecer a todos aquellos que no permanecieron indiferentes ante las obras y experimentaron a través de ellas lo que experimenté… Atentamente, el autor Shirak Karapetyan Milshtein».