Siguenos en: La Caja Tonta, telebasura, cine clásico y barroco, libros raros, deportes épicos, corrupción política, memoria histérica, noticias absurdas

El mejor grupo oprimido de la Historia

La mujeres son el único grupo oprimido de la Historia que puede exigir a miembros del grupo opresor que arriesguen su vida por protegerlas en caso de peligro; el único grupo oprimido con mayor esperanza de vida que el grupo opresor; el único grupo oprimido que no tiene obligación de realizar los trabajos más duros, de mayor riesgo y que provocan mayor mortalidad; el único grupo oprimido que está reconocido como centro emocional y afectivo de la familia que forma con miembros del grupo opresor; el único grupo oprimido que puede enviar a la cárcel a miembros del grupo opresor sin más pruebas que su palabra; el único grupo que recibe millones de euros de fondos públicos gracias a victimizarse por ser un grupo oprimido; el único grupo que gasta millones de euros en productos cosméticos y ropa de marca; el único grupo con más títulos universitarios y con menor edad de jubilación; el único grupo que, en caso de separación, tiene prioridad sobre la casa y la custodia de los hijos habidos con un miembro del grupo opresor; el único que dispone de organismos, instituciones y asociaciones de todo tipo para tratar problemas específicos de su sexo; el único grupo oprimido con un índice mucho menor de indigencia o de suicidio entre sus miembros; el único sin apenas presos; el único que recibe condenas más leves por cometer un mismo delito, etc.

Las mujeres son el único grupo de la Historia que deja de estar oprimido y se convierte en opresor sólo con aplicar otro punto de vista igualmente válido.

Las mujeres son el mejor grupo oprimido de la Historia, la flor y nata, el caviar beluga de los grupos oprimidos.

Un pueblo de Austria llamado Fucking quiere cambiar de nombre

Sus habitantes están hartos de las bromas y de que les roben las señales de tránsito para llevárselas como souvenir. “Queremos que los turistas nos dejen en paz”, declaró su alcalde.

Si bien en alemán la palabra ‘fucking’ (que se pronuncia como se escribe) no tiene ningún significado, en inglés (pronunciada ‘focking’) despierta todo tipo de chistes, ya que significa ‘sexo’. Y es que desde que los soldados estadounidenses y británicos descubrieron la pequeña villa al norte de Salzburgo en la II Guerra Mundial, turistas angloparlantes se interesan por tomarse una foto en ese lugar, según publica BBC Mundo.

Además, hay quienes se llevan los carteles indicativos como recuerdo y otros más osados que aprovechan la oscuridad de la noche para tomarse fotos debajo de los letreros mientras mantienen relaciones sexuales.

Por todo ello, los fuckingers -gentilicio de los residentes- peticionan la instalación de cámaras para disuadir a los amantes nocturnos y requieren una consulta popular para cambiar el nombre del pueblo.

Años atrás, sus cerca de cien habitantes se habían negado al cambio argumentando que Fucking tiene una larga e intensa historia que se remonta a mil años, aunque ahora cambiaron de opinión y se plantean cambiar ‘Fucking’ por ‘Fugging’.

“Los turistas alemanes quieren ver la casa de Mozart en Salzburgo. A italianos y rusos les gusta celebrar el Año Nuevo por estas tierras. Los japoneses, por su parte, buscan la villa donde nació Hitler, Braunau. Pero en el caso de muchos estadounidenses y británicos lo que están buscando es Fucking. Es una obsesión”, declaró Andreas Behmüller, un guía local.

Para evitar el robo de los carteles, las autoridades ordenaron construir avisos de hierro y concreto anclados en la tierra que “requieren toda una noche para ser arrancados de su lugar”, según la policía local.

“Sólo queremos que los turistas nos dejen solos y en paz. Estamos orgullosos de Fucking”, comentó Franz Meindl, alcalde de la ciudad.

Pero este pueblo no es el único con nombre llamativo en la zona, incluso en alemán. Cerca de la frontera con Alemania está Faulebutter (‘mantequilla podrida’), Katzenhirn (‘cerebro de gato’), Plöd (‘estúpido’) o Warzen (‘verrugas’).

 

Fuente: BBC Mundo

El brasileño que se disfrazó de Hulk logra recuperar su forma humana después de 25 baños

Pase lo que pase, así te recordarán, amigo Henrique.

El mundo entero ha seguido con expectación las andanzas de Paulo Henrique dos Santos, un brasileño que disfrazó de Hulk para correr una maratón y luego fue incapaz de quitarse el tinte verde para recobrar su color original (tirando a moreno). La imagen del atlético Dos Santos, intentando desprenderse del verde Hulk con la ayuda de una señora que parece su madre y una escobilla de wáter dio la vuelta al mundo.

Finalmente, Globo –que ha seguido al minuto las andanzas del socorrista- informó que Paulo Henrique había logrado recuperar su tono de piel original después de 25 baños. Un vídeograbado por el desdichado enumera los productos que ha necesitado para quitarse el verdín: jabón, champú, detergente, alcohol, varias esponjas y la consabida escobilla, que queda descartada para su misión original.

“Nunca más voy a volver a pintarme –declara el ex Hulk-. El año pasado también me disfracé de La Masa pero la tinta salió más rápido”. Además de ser el hazmerreír de la favela –que responde al extraño nombre de Complejo Alemán- Paulo Henrique llegó a temer por su salud, pues el persistente tinte tenía todos los visos de ser altamente tóxico.

Durante los tres días que ha durado su conversión, Dos Santos durmió envuelto en plásticos y forró su humilde morada para no pringarla de verde. Ahora vuelve a ser un Bruce David Banner de favela.

Visto en Globo y Diario Panorama, a través del Facebook del investigador del fenómeno obtusoLuisRa (¡gracias!).

Se disfraza de Hulk y ahora no puede volver a su aspecto humano

96554  disfraz increible hulk 580x386

Para correr una carrera de atletismo en Rio de Janeiro, el bañero y cantante Paulo Henrique dos Santos, de 35 años, decidió vestirse como el Increíble Hulk y exhibir sus fuerzas, dignas del héroe de la película.

Durante la competición, en la favela conocida como Complejo Alemán, el traje fue un éxito. Pero al momento de deshacerse de su disfraz, Paulo se encontró con una sorpresa: no podía volver a la “forma humana”.

Incluso después de pasar varias horas en la ducha, tratando de quitarse el maquillaje que utilizó para crear el personaje, está completamente verde.

“Me pasé horas en el baño tratando de sacar este maquillaje y nada. Tuve que pedirle ayuda a mi novia. Y la tinta no ha disminuido. El producto se impregna en el cuerpo, y no sale aunque la frote con jabón”, explicó.

34510  disfraz increible hulk1 580x830

Paulo dijo que le tomó al menos una hora aplicar el maquillaje. Utilizó dos frascos del producto comprado en un almacén del Mercado de Madureira.

Asegura que va a demandar al fabricante y a la tienda donde adquirió el maquillaje.

Leer mas: Se disfrazó de Hulk y ahora no puede volver a la normalidad (+Fotos) –