La maldición de Ramsey

El futbolista del Arsenal, Aaron Ramsey, arrastra una maldición: cada vez que marca un gol, muere un famoso.

Whitney Houston, Bin Laden, Chavela Vargas, Gadafi, Robin Willliams, David Bowie, Roger Moore… todos nos dejaron tras un gol del jugador galés. Su última víctima fue el astrofísico Stephen Hawking, en marzo.

Bien, pues Ramsey ha vuelto a marcar. Lo hizo el pasado día 5 contra el CSKA, un doblete, y volvió a hacerlo en la vuelta contra el equipo moscovita, el jueves 12. Tres goles como tres soles.

Las consecuencias no se han hecho esperar. En efecto, ese mismo día nos dijo adiós el escritor mexicano y premio Cervantes, Sergio Pitol, y unas horas más tarde el genial director Milos Forman. Sí, dos días después nos abandonaba Vittorio Taviani, también cineasta. Uno por cada gol.

¿Casualidad? Por favor, no seamos ingenuos: la maldición ha vuelto.

P.D.: Me comunican que acaba de caer otra gloria, el actor R. Lee Ermey, el estomagante sargento de hierro de la “Chaqueta metálica”. Esta vez te has cebado bien con el cine. ¡Maldito seas mil veces, Aaron Ramsey!

 

 

 

La magia de Severiano Ballesteros

Revolucionó el deporte del golf, hasta entonces un pasatiempo para jubilados, encorsetado y formal. Sus golpes eran increíbles: de rodillas, rebotando contra una puerta, por encima del hombro. En el campo francés de Crans Sur Sierre, una placa describe que en la ronda final del European Masters de 1993, Seve burló una pared de 2’5 metros que tenía metro y medio delante de su bola en el último hoyo. Su irrupción en el golf marca un antes y un después en un deporte en deuda eterna con él.
Se retiró dejando cinco ‘Majors’ a sus espaldas (dos Masters de Augusta y tres British Open) y con multitud de records en su haber. Los aficionados de toda Europa recuerdan la increíble Ryder Cup de 1997 de Valderrama, en Cádiz, en la que Seve fue capitán y llevó a los suyos al triunfo en tres días para la historia. Hoy hace seis años que murió. Grande, Severiano.

FOTOS NUNCA VISTAS DEL COMBATE EN EL QUE MUHAMMAD ALI DERRIBÓ A SONNY LISTON: EL “PUÑETAZO FANTASMA”

El 25 de mayo de 1965, un joven y seguro de sí mismo Muhammad Ali derrotó a Sonny Liston en el primer minuto del primer asalto de un combate de pesos pesados que todavía tiene a todo el mundo rascándose la cabeza.

Este combate de pesos pesados produjo una de las fotos más icónicas de EEUU: una premiada imagen de un victorioso Ali de pie sobre un hombre de 33 años de edad, Liston.

Ahora, cincuenta años después, Associated Press ha publicado fotos nunca antes vistas del combate.

Via Daily Mail